Nº.5, marzo de 2007


ARCO 2007. Wake up and move
Rafael López Borrego
15/03/2007


 

Hal Foster en su libro ‘El retorno a lo real’ [Nota 1], después de pegar un repaso a los estilos artísticos imperantes a finales de los años 70 y en los años 80, concluye diciendo que junto a estos ha surgido ‘una corriente provocativa, heredera del dada y que muestra cuadros realistas donde se expresan, traumas sexuales, religiosos, generacionales, etc’.

La función del arte debe orientarse hacia la reflexión, ante unas noticias desoladoras que nos hablan de las comunidades en alerta porque hace calor en verano y frío en invierno o de los sucesos de turno durante 25 minutos al día, preludio de los otros 25 minutos de deporte. Ante las mentiras de los políticos que utilizan los medios para confundir y orientar a su corral al público, el arte contemporáneo debe recordarnos algunos de los verdaderos problemas de la sociedad, debe situarnos cercanos al cuestionamiento de un sistema social diseñado para ser perfecto, pero que tiene sus lagunas como cualquier creación del ser humano. Aquellas obras que nos hagan pensar, que nos descubran una realidad que no vemos en la tele cada día, aquellas que sean capaces de despertar el interés estético y meditativo sobre un tema concreto (tan importante quizás como los asesinatos o sucesos de cada día) serán dignas de aparecer en la lista de las mejores.

Los problemas generales son problemas de todos, la inmigración, la identidad, el engaño político, la mentira, el exceso de trabajo, la vivienda, el consumo desaforado, el futuro del planeta, los desequilibrios de todo tipo, la falta de justicia y miles de cuestiones resultan más interesantes que cualquiera de los estilos ya agotados. Y es que la tele no dice siempre la verdad, aunque muchos piensan que si.

Partiendo de esta reflexión buscamos nombres en una feria de ARCO donde encontramos un mayor equilibrio entre estilos con predominio de la pintura y una mayor presencia de la fotografía que en la edición anterior, buscamos pues nombres y piezas que nos ayuden a entender los caminos que sirven para marcar tendencias en el arte contemporáneo.

Damien HirstBuenas ideas tiene Javier Nuñez Gasco, en su lugar de residencia, Lisboa, se le ocurrió montar una empresa que se llama ‘Miserias Ilimitadas S.L.’, se dedicó a contratar gente (a los que hizo una prueba de selección) para que pidieran en la calle. Los supuestos pobres estaban dados de alta en la Seguridad Social y trabajaban un número de horas estipulado por el que recibían un sueldo. Javier guarda documentación e imágenes de todo el proceso, perdió dinero, pero su sueño ahora es convertir la idea en internacional, quizás en España donde la sensibilidad pauperrima es mayor y donde puede dar el salto para que ‘Miserias Ilimitadas S.L’ sea una multinacional. Durante la feria presentó a uno de sus pobres que, contratado por el artista, solicitaba dinero en uno de los pasillos de ARCO, junto a la Galería del artista (T20 de Murcia) con un neón a su lado que animaba a la gente a entregar su óbolo y que sin duda llamaba la atención y sorprendía cuando te dabas cuenta de que la persona que en actitud de pena estaba pidiendo era real. Curioso contraste el de la pobreza y la empresa.

Daniel Canogar lleva presentando piezas curiosas durante varios años, éste en la Galería Estiarte ocupaba un mural entero la imagen fotográfica de unos cuerpos desnudos aplastados por multitud de cables y enchufes varios. La idea del sujeto agobiado y asediado por la tecnología surge inmediatamente, un desarrollo que a veces puede superar y agobiar al usuario con novedades complicadas para cierto tipo de público.

Daniel Canogar

Jorge Pineda en la Galería Raquel Ponce nos muestra la escultura de una chica ataviada con su uniforme y su pequeña mochila que parece que se dirige a la escuela, pero a la chica le falta la cabeza, en vez de ella parece sustituida por la mina de un lapicero que dibuja en la pared líneas que forman círculos. Quizás abrumada por las noticias o la presión de las mismas, quizás porque va descubriendo que la vida es más dura que la felicidad eterna que le han prometido, se aísla de esta manera y dibuja en la pared líneas inocentes y trazos evasivos con la realidad.

Jorge Pineda

La galería DNA de Berlín estaba por completo dedicada al artista Clemen Krauss, que fue proyecto de la revista ART.ES hace dos números, su utilización de la pintura no es nueva, pero si estéticamente interesante, sus intervenciones, directamente pintando sobre la pared o, como aparecía en un pasillo colocada en vitrinas, llama mucho la atención por su simpleza y su efecto colorista.

Clemen Krauss   Clemen Krauss

Por último señalar la galería mejicana Hilario Galguera que presentaba por primera vez en España, obra del artista más relevante de los Young British Artist, Damián Hirst. Su stand era sin duda uno de los que más llamaban la atención, dedicado por completo al artista británico tenía una instalación donde una pelota elevada por aire parecía que iba a caer sobre una base de cuchillos de cocina que se movían por el ventilador que llevaba dentro y que hacía elevar la pelota ( no quiero imaginar que hubiera pasado si se va la luz un momento). También dos cabezas de buey en formol, una estantería preciosa y limpísima llena de esqueletos de diferentes animales, un gigantesco cuerpo humano digno de cualquier escuela de anatomía en bronce y varios cuadros (quizás realizados en serie por las 40 personas que trabajan en su estudio) que hicieron las delicias de los coleccionistas ya que todos fueron vendidos al día siguiente de inaugurarse la feria.

Marina AbramovicNo quisiera terminar sin reseñar dos artistas, las fotografías de la española Linarejos Moreno y las poéticas fotos del último video de la ya conocida Marina Abramovic que se ven en La Fábrica Galeria.

Un año mas ARCO cierra sus puertas, primero de la nueva directora y citando a Fernando Castro Flórez en ABC ‘la paranoia de la seguridad y la tenacidad en impedir que uno haga el trabajo que, por la inercia que sea, tiene encomendados’, resume vagamente como se va notando la mano de la nueva directora. Mayor control, menos accesos para gente que ha venido a trabajar, pocos pases para personas con capacidad de compra y de decisión en Museos e Instituciones y todos los de abajo que no pueden hacer nada por facilitar el acceso porque cumplen ordenes de los de arriba. Lo veo poco positivo.



Nota 1:
Foster, Hal ‘El retorno a lo real. La Vanguardia a finales de Siglo’. Akal. Arte Contemporáneo. Ediciones Akal 2001.

 

 
© De las fotografías, ilustraciones y otras imágenes, los propietarios y/o depositarios y/o autores.
© De los textos, sus respectivos autores. © De la presente edición, SUMAGESTION.COM, 20074-07

Propiedad Intelectual ·
Depósito legal: MA-1438-2004 · ISSN: 1698-5869

PUBLICACIÓN SEMESTRAL EDITADA POR: SUMA Gestion Cultural